20/12/2007

¡¡¡No dejemos de adorar a Dios con toda reverencia!!!

2 Samuel 6

6:1 Y DAVID tornó á juntar todos los escogidos de Israel, treinta mil.

6:2 Y levantóse David, y fué con todo el pueblo que tenía consigo, de Baal de Judá, para hacer pasar de allí el arca de Dios, sobre la cual era invocado el nombre de Jehová de los ejércitos, que mora en ella entre los querubines.

6:3 Y pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y lleváronla de la casa de Abinadab, que estaba en Gabaa: y Uzza y Ahio, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo.

6:4 Y cuando lo llevaban de la casa de Abinadab que estaba en Gabaa, con el arca de Dios, Ahio iba delante del arca.

6:5 Y David y toda la casa de Israel danzaban delante de Jehová con toda suerte de instrumentos de madera de haya; con arpas, salterios, adufes, flautas y címbalos.

6:6 Y cuando llegaron á la era de Nachôn, Uzza extendió la mano al arca de Dios, y túvola; porque los bueyes daban sacudidas.

6:7 Y el furor de Jehová se encendió contra Uzza, é hiriólo allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios.

6:8 Y entristecióse David por haber herido Jehová á Uzza: y fué llamado aquel lugar Pérez-uzza, hasta hoy.

6:9 Y temiendo David á Jehová aquel día, dijo: ¿Cómo ha de venir á mí el arca de Jehová?

6:10 No quiso pues David traer á sí el arca de Jehová á la ciudad de David; mas llevóla David á casa de Obed-edom Getheo.

6:11 Y estuvo el arca de Jehová en casa de Obed-edom Getheo tres meses: y bendijo Jehová á Obed-edom y á toda su casa.

6:12 Y fué dado aviso al rey David, diciendo: Jehová ha bendecido la casa de Obed-edom, y todo lo que tiene, á causa del arca de Dios. Entonces David fué, y trajo el arca de Dios de casa de Obed-edom á la ciudad de David con alegría.


El abandono de la adoración y el descenso moral y espiritual van siempre de la mano de una nación o pueblo. El pueblo de Israel es el mejor ejemplo que tenemos. Aquí habían dejado de celebrar la fiesta de la pascua por espacio de 40 años. El pueblo cayó en descuido total de la adoración, al punto que todos, de una forma u otra, abandonaron las responsabilidades espirituales. Provocaron con su conducta, la ira de Dios. Saúl nunca había mostrado ningún interés por el arca del pacto, y había ofendido tanto a los profetas como a los sacerdotes. David, el rey elegido por Dios, cambió los actos y la política de Saúl completamente. Su preocupación principal fue la de restaurar la adoración nacional.

¡Cuidado con la irreverencia!

David transformó a Jerusalén en el santuario central, así como la capital y la ciudad real. Este hecho llevó inevitablemente al rey a un contacto más íntimo con el culto a Dios y el sacerdocio. Para restablecer las actividades religiosas que el pueblo había abandonado, reunió a todos los escogidos de Israel, 30,000 (v 1). Y David partió a Baala de Judá con todos ellos para pasar de allí el arca de Dios. Pusieron el arca sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en el collado; y Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo. Cuando llevaban de la casa de Abinadab, iban contentos, danzando y cantando delante de Jehová. Al llegar a Nacón, Uza extendió su mano al arca de Dios y la sostuvo por que los bueyes tropezaban mucho. Dios se enojó de tal manera que hirió de muerte a Uza. Era necesario enseñar a los israelitas la infinita santidad de Dios, aunque fuera en algunas ocasiones por medio de "hechos terribles" como el de Uza.


David estaba muy feliz de haber preparado un carro nuevo para que el arca fuera trasladada a la casa de Abinadab; lo que no pensó en su buena voluntad fue en el resultado de hacer las cosas a su manera. Había una orden divina de Dios para poder mover el arca (Números 4: 5-15). La ley prohibia que los levitas la tocaran. Y aunque la intención de Uza fue la mejor, no era la correcta conforme a la ley de Dios. Esto nos indica que, aunque en muchas ocasiones queremos hacer lo mejor para adorar a Dios, no siempre lo es. Cuando actuamos conforme a nuestros deseos y no en la voluntad de Dios, estamos en el peligro de ser irreverentes. No lo permitas! Sometete en todo momento a la voluntad de Dios antes que tus propios deseos... Dios te bendiga!

¡¡¡Y que la unción de Dios recaiga sobre ti en todo momento!!!


4 comentarios:

Jhon Manuel dijo...

ME gusta mucho adorar a DIOS con reverencia, creo que es la mejor manera de hacerlo. pero me gustaria que utilisaras citas biblicas mas concretas, o que hablen directamente de como se debe adorar a DIOS en la iglesia. gracias

Kathy dijo...

Hola Manuel... Dios te bendiga mucho y gracias por tu comentario!!! A la verdad hay muchas maneras de cómo tu adorar a Dios, tanto en Su Casa, como en todo lugar donde te encuentres. Pero, te daré unos textos que Dios me ha estado dando en esta semana respecto a cómo agradarle y tiene que ver con la adoración a El. Ya que todo cuanto nosotros hagamos debe ser para honrarlo, agradarle y adorarlo. Para eso le servimos a Dios.

Bueno, estos son los testos que Dios me ha dado:
1. Santiago 4:7, 8 que dice;

Someteos pues a Dios, resistid al diablo y de vosotros huirá. Acercaos a Dios y El se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones.

2. 2 Crónicas 29: 5, 17, 18, 28, 29 que dicen;

Y les dijo: ¡Oidme levitas! Santificaos ahora, y santificad la casa de Jehová el Dios de vuestros padres y sacad del santuario la inmundicia... y santificaron la casa de Jehová en ocho dias y en el dia diesiseis del mes primero terminaron. Entonces vinieron al rey Ezequías y le dijeron: Ya hemos limpiado toda la casa de Jehová, el altar del holocausto y todos sus instrumentos y la mesa del proposición con todos sus utencilios... Y toda la multitud adoraba, y los cantores cantaban, y los trompeteros sonaban las trompetas; todo esto duró hasta consumirse el holocausto. Y cuando acabaron de ofrecer, se inclinó el rey y todos los que con él estaban y adoraron.

Ok, qué quiero decir con todo esto??? Bueno, es muy simple. Si lees completamente ese capítulo de 2 Crónicas 29, te darás cuenta que ahí está la clave de cómo tu adorar a Dios con reverencia. En los textos anteriores de Santiago, Dios nos manda a someternos, de esta manera el enemigo de las almas tiene que huir. Cómo??? resistiendonos. Y cómo logramos resistirlo, que no es tan solo que hacerle fuerza, con la oración, con el sometimiento a Dios. Luego dice que si nosotros nos acercamos a Dios, El se acercará a nosotros. De qué manera? Pues, más simple todavia... Limpiandonos de todo pecado, de toda inmundicia. Así mismo cómo pudieron adorar a Dios este pueblo que habla en Crónicas. Limpiando la casa de Dios, el templo de Dios, que no es tan solo que nuestro cuerpo. Por que nuestro cuerpo, nuestro corazón es el templo del Espíritu Santo. Como dice en Salmos 24: 4... Quién subirá al monte de Jehová? Y quien estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón. Solo ese puede agradar a Dios en su totalidad y por ende adorar a Dios con reverencia. El pueblo de 2 de Crónicas no tan solo limpio la casa, sino tambien los utencilios... TODO. No puede quedar nada sucio. Es decir, nosotros como pueblo reverente de Dios y fiel, tenemos que estar limpios de la cabeza a los pies para poder adorar a Dios con reverencia. Y asi mismo poder ser adoradores que desea Dios, adoradores en espíritu y en verdad! Y no caer en donde dice: "Este pueblo de labios me honra, pero su corazón está lejos de mí"... Mateos 15:8.

Espero que esta explicación te haya edificado y te haya servido para que continues adorando a Dios con reverencia. Muchas gracias por tu comentario, y Dios te bendiga mucho!

diego dijo...

La adoración es como el Padre desea que sea.

bendiciones, para tu vida

Kathy Montanez dijo...

Amen! Y la clave esta en la misma Palabra de Dios para saber como adorar a Dios con reverencia... por eso Dios en su Palabra dice:

"Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí"... Juan 5:39.

Dios te bendiga y grs por tu comentario!